Aliviar los cólicos del lactante

Todo padre sabe que cuidar de un bebé recién nacido viene con muchas recompensas, pero también puede ser una etapa difícil, puesto que tanto tú como el bebé aún se están adaptando al ritmo de alimento, juego y sueño de los primeros meses de vida. Uno de los retos más comunes suelen ser los cólicos, que no permiten al bebé descansar, y te pueden hacer sentir impotente cuando no logras aliviarlos. Si tu bebé llora intensa e inconsolablemente por varias horas seguidas, el cólico puede ser el responsable.

Uno de cada cuatro bebés sufrirá de cólicos, que se manifestarán en llantos extendidos, en especial por las tardes y las noches, apretando los puños y encogiendo las piernas sobre el estómago. Esto se debe a que el sistema digestivo del bebé aún no ha madurado, pero a medida que se acerque al tercer o cuarto mes, los cólicos irán desapareciendo. Aquí encontrarás algunos consejos para ayudar a tu bebé a sentirse mejor.

¿Cómo curar los cólicos?

Los cólicos no tienen una cura como tal, debido a que son problemas comunes en el lactante por su sistema gastrointestinal inmaduro, y no una enfermedad. Por lo general están asociados a problemas intestinales o a exceso de gases, sin embargo, existen circunstancias que empeoran o mejoran el malestar. Antes de intentar aliviar los cólicos, asegúrate que el bebé no tenga otras razones por las que llorar, como hambre, un pañal sucio, o alguna herida visible. Si has completado todas estas verificaciones y el bebé sigue llorando, cuando normalmente suele estar tranquilo y alegre, sigue los pasos a continuación:

  • Lo primero será mantener la calma e intentar transmitirla al bebé para no contribuir a su estrés.

  • Coloca al bebé boca abajo y pon tu mano sobre su barriguita, o una compresa tibia. El calor ayuda al bebé a relajarse y contribuye a la digestión.

  • Intenta distraer al bebé cambiando de actividad. Puedes salir a caminar por el jardín, dar un paseo en carro, o en el coche del bebé.

  • Los ruidos blancos, como el que hace la lavadora o la aspiradora, le recuerdan al bebé cuando estaba dentro del útero, por lo que pueden ayudar a calmarlo cuando llora.

  • Una mecedora o mochila portabebés te puede ayudar a columpiar suavemente al bebé para consolarlo.

  • Evita consumir bebidas energizantes como el café, té o bebidas con cafeína y teína, que pueden afectar al bebé cuando le das de lactar.

  • Si alimentas al bebé con leche infantil, siempre puedes consultar con tu pediatra para cambiarlo a una fórmula que le sea más fácil de digerir.

Artículos relacionados