¿Hasta cuándo el biberón nocturno?

Por lo general, los niños dejan de tomar el biberón de la noche cuando alcanzan el primer año, pero a muchos les cuesta dejar el biberón más que a otros, y continúan despertándose en medio de la noche para pedirlo. No desesperes – hay algunos consejos que puedes seguir para conseguir que el bebé deje de despertarse y ambos puedan descansar mejor.

Te habrás dado cuenta que tu hijo necesita muchas horas de sueño, el doble que un adulto en realidad, pero le cuesta dormir por mucho tiempo seguido. Los bebés suelen asociar el tomar el biberón con un momento de calma y de consuelo para su malestar, por lo que cuando se despierta por la noche busca esa calma para volver a dormir. Muchas veces, la alimentación del bebé alrededor de los cinco o seis meses de edad es más abundante y le permite ayunar por lo menos seis o siete horas para no despertar por la noche, pero no todos los bebés se alimentan igual.

Si tu hijo no consigue dejar el biberón de la noche, intenta con los siguientes consejos:

  • Prueba dándole el último biberón del día un poco más tarde, o dáselo con un poco más de leche para que se sienta más lleno. Recuerda que no debes añadir más fórmula o cereales a la misma cantidad de agua para hacerla más espesa, esto puede producir malestar digestivo y renal.

  • Puedes probar a darle un pequeño biberón justo antes de dormir, siempre y cuando tu bebé no tenga el peso alto.

  • Si tu bebé solo puede dormir si recibe su biberón, prueba a darle uno con poca leche. La próxima noche intenta reducir un poco más la cantidad, puede que sea suficiente para calmarlo y no necesites darle una toma completa.

  • Realiza actividades tranquilas y relajantes con el bebé antes de dormir. Puedes probar a leerle un cuento o darle un masaje después del baño. Si ya has logrado eliminar el biberón, ayúdalo en el proceso de transición y acude a su cuarto si se despierta por la noche para calmarlo hasta que pueda dormir solo.

Artículos relacionados