La dermatitis atópica en el bebé

La dermatitis es considerada una enfermedad de la piel que aparece a menudo en niños pequeños. Incluso se ha visto un aumento en los casos de dermatitis debido, entre otros factores, a una higiene excesiva en la zona del pañal que afecta al sistema inmunológico que la piel tiene naturalmente. Existen dos tipos de dermatitis: la más común es la del pañal, y la segunda es la dermatitis atópica.

La dermatitis atópica, o DA, es una enfermedad que afecta a los bebés que rondan los 6 meses de nacidos. La piel se inflama y aparecen placas rojas que se descaman y provocan mucha picazón. La condición suele presentarse en brotes agudos que pueden empeorar mientras más se rasque el niño, lo cual es bastante difícil de evitar en los más pequeños.

Las zonas más comunes en las que aparecen los brotes en los bebés son en las rodillas, el mentón y la frente, mientras que en los niños mayores aparecen en la zona interior de codos y rodillas, en manos y pies, en el torso, entre otros. Esta condición suele reducirse e incluso desaparece en la adolescencia, pero puede reactivarse cuando el niño sufre estrés.

Existen varios elementos que influyen en las causas posibles para esta enfermedad. En primer lugar está el factor genético, pero también tienen un rol importante componentes externos como la contaminación del aire, el contacto con alérgenos como tejidos, polvo o pelo de animales, e incluso las épocas de ansiedad y preocupación. Como fue mencionado, de hecho se han identificado más casos de dermatitis de pañal con el paso del tiempo, principalmente debido a que hay un exceso de limpieza en el momento del cambio, que reduce las defensas naturales que protegen la piel. También influye el uso de productos muy fuertes o con componentes químicos irritantes, por lo que es esencial elegir bien cómo y con qué limpiamos a nuestro bebé.

Cómo tratar la dermatitis

Estás cambiando el pañal a tu bebé y notas que tiene un ligero sarpullido en las ingles, entre los glúteos o en la zona genital. Lo primero será llevarlo a tu pediatra para que te aconseje el mejor tratamiento para tu bebé, y así identificar el tipo de dermatitis. Si se trata de la atópica, lo más probable es que te recomiende aplicar una crema especial para aliviar los síntomas, puesto que la enfermedad no puede curarse inmediatamente.

Adicionalmente, puedes seguir las siguientes recomendaciones para realizar correctamente la higiene de tu bebé:

  • Elige un jabón y un champú neutros, es decir, hipoalergénico y sin olor. Tampoco es necesario que laves al bebé con jabón todos los días, le bastará con un enjuague con agua.

  • Puedes probar echando un poquito de aceite o emoliente de avena al agua del baño, y enjuagarlo por no más de 10 minutos.

  • Una vez terminado el baño, sécalo bien y aplícale crema hidratante.

  • Recuerda secarlo bien, pero con cuidado, evitando frotar muy fuerte.

  • Evita los tejidos artificiales, viste al bebé con ropa de algodón suave.

  • Procura que el bebé no esté sudando o con la ropa mojada por mucho tiempo.

  • Cuando las temperaturas bajan, puedes utilizar un humidificador para que el aire no esté demasiado seco.

  • Si observas que se rasca mucho, procura mantener sus uñas cortadas y prueba poniéndole unos mitones.

Artículos relacionados