Lactancia materna

La lactancia materna y la salud del bebé

La naturaleza es sabia, le dará a tu cuerpo lo necesario para alimentar a tu bebé y nutrirlo correctamente para promover su crecimiento y fortalecer su sistema inmune, a través de la lactancia materna. Además te ayudará a crear una maravillosa conexión especial con el bebé que beneficiará a ambos.

0-3 meses
  • ¿Cómo alimentar a un recién nacido?

    Cuando recibes a tu bebé, tu pediatra puede aconsejarte para encontrar la mejor forma de alimentarlo. Al inicio tendrás que darle de lactar según la demanda del bebé, y juntos encontrarán el mejor ritmo y frecuencia para alimentarlo en el futuro. Por tu parte, debes mantener una dieta balanceada y beber al menos dos litros de líquidos al día.

    Consejos para alimentar al bebé

    1. Dentro de lo posible, se recomienda dar al bebé leche materna exclusivamente, hasta al menos los primeros 6 meses, según lo definido por la Organización Mundial de la Salud.

    2. No será necesario que incluyas ningún suplemento de suero glucosado durante los primeros meses, salvo si lo ha indicado el pediatra.

    3. Intenta relajarte y mentalizarte para alimentar al bebé. Pon al niño sobre tu pecho lo más pronto posible.

    4. Producirás un precursor de la leche, el calostro, en los primeros días, para luego dar paso a la leche.

    5. Es recomendable incluir al menos dos litros de líquidos variados al día cuando estás dando de lactar, y es mejor eliminar el alcohol y el tabaco.

    6. Para ayudar a tu cuerpo a producir la leche, es necesario que el bebé estimule el área. Dale el pecho cada dos o tres horas, o siempre que te lo pida. Con el tiempo podrás establecer horarios más espaciados para la alimentación.

    7. Las primeras veces darás cada pecho durante 10 a 15 minutos. A medida que crezca, cada toma durará de 4 a 5 minutos.

  • Calostro: Durante la primera semana después de dar a luz, producirás un líquido espeso y amarillento, que toma su color debido al beta-caroteno, precursor de la vitamina A. Este fluido contiene muchas vitaminas, proteínas, sustancias bactericidas y anticuerpos esenciales para desarrollar el sistema inmune del bebé.

  • Leche de transición: Antes de pasar a la leche materna madura, producirás una leche intermedia que aparecerá entre la segunda y tercera semana tras el parto.

  • Leche madura: La leche materna madura contiene una amplia variedad de nutrientes, carbohidratos y lípidos que se adaptarán para satisfacer las necesidades del bebé, y una menor cantidad de proteínas que la leche de transición. Producirás leche madura desde la segunda o tercera semana, y podrás continuar alimentando al bebé durante varios meses.
  • Refuerza la conexión afectiva entre madre e hijo.

  • Contribuye a la involución uterina, para que vuelva a lo normal tras el parto.

  • Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de seno.

  • Promueve la pérdida del peso adquirido durante el embarazo.

  • Disponible en cualquier momento para alimentarlo sin problema.

  • La leche contiene la mezcla ideal de nutrientes que el bebé necesita en los primeros meses.

  • Refuerza el sistema inmune, por lo que previene infecciones, como otitis, diarrea, o del sistema respiratorio.

  • Contribuye a prevenir alergias alimentarias, dado que contiene proteínas propias de los humanos.

  • Tiene el potencial de adaptarse para satisfacer las necesidades específicas del bebé.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!