De visita al pediatra

Molestias

En los tres primeros meses de vida han descubierto algunas de las molestias que han afectado a tu bebé. Regurgitaciones, cólicos... Puede que sigan haciéndolo o que en su lugar aparezcan otras nuevas. Conoce las más habituales y siempre consulta con tu pediatra en caso de duda o si ves que tu bebé no mejora.

  • Combatiendo las molestias del pequeño

    Resfriados

    La inmadurez de las defensas y la estrecha anatomía de sus fosas nasales pueden provocar que tu bebé sea asiduo a los resfriados, sobre todo en épocas de frío. Se trata de procesos generalmente causados por virus (rinovirus), que remiten por si solos en unos días sin más. Estornudos, mocos, obstrucción nasal y, en ocasiones, fiebre y tos, suelen ser los síntomas más habituales.

    Debes tener siempre a mano...

    • Termómetro.
    • Suero fisiológico: solución de agua y sal que ayuda a eliminar los mocos de las fosas nasales.
    • Aspirador nasal, que succiona los moquitos de la nariz del bebé a través de una cánula que acaba en una boquilla de filtro desechable.

    Algunas recomendaciones

    • Evita los ambientes secos con un humidificador. Contribuirá a que el bebé elimine los mocos.
    • Trata de que la temperatura ambiente sea de 22-23º.
    • Mantén el espacio limpio y libre de humo de tabaco.
    • Da de beber a tu bebé a menudo para mantenerlo hidratado por dentro. Por fuera, aplícale cremas y aceites humectantes especiales para su piel.
    • Ponle prendas suaves, no irritantes y que favorezcan la transpiración.
    • Lávate las manos a menudo para evitar el contagio de virus entre el resto de miembros de la familia.
    • En caso de fiebre elevada o persistente, acude a tu pediatra y evita la utilización de cualquier tipo de fármaco sin su recomendación.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!