Animándole a caminar... ¡cuidando sus pies!

Estimúlale

Con esta edad el bebé todavía no camina. Pero aun así, es muy importante ayudarle en sus movimientos que, poco a poco, evolucionarán del gateo a sus primeros pasitos en etapas posteriores. Por ello, es fundamental prestar atención al desarrollo de sus pies, proporcionándole el calzado adecuado y motivándole con ejercicios para su estimulación. 

  • Comodidad para bebés que quieren recorrerlo todo

    Mientras que en el primer semestre de vida del bebé, los zapatos eran elementos más bien decorativos y de protección contra el frío y la humedad, es a partir de los 7 meses cuando el calzado adquiere mayor importancia. El bebé empieza a desplazarse y dar sus primeros pasos. Un buen calzado le ayudará a hacerlo con seguridad, y a darle estabilidad en el inicio de la marcha. 

    Pero antes, es importante estimularle a gatear descalzo en casa, en la arena de la playa, sobre el césped del jardín.... ya que ello favorece el conocimiento de su propio cuerpo y le ayuda a mejorar su equilibrio, desarrollar los músculos, la formación del arco del pie y la circulación. En definitiva, a prepararse para dar sus primeros pasos.

  • Algunos consejos sobre el calzado
    • Un buen calzado es aquel con el que el niño se siente cómodo.
    • Debe ser ligero, flexible y un poco más largo y ancho que su pie, para evitar rozaduras.
    • Elige materiales de fibras naturales, piel o lona, ya que favorecen la transpiración.
    • Que se adapte sin oprimir y le proporciones confort térmico.
    • Opta por los de punta redonda y cerrada, con espacio de sobra para sus dedos. Mejor si la punta está reforzada por si se pone de puntillas.
    • Que se puedan adaptar al pie con cordones, hebillas o velcro, sobre todo en la parte del tobillo (las chanclas y los zuecos por ejemplo no están diseñados para caminar).
    • Es importante que la suela sea antideslizante y con dibujos que aseguren un buen agarre, además de ser fina y blanda para que amortigüe y aporte flexibilidad.
      • Los refuerzos y costuras interiores pueden producir rozaduras, por lo que mejor si están forrados.
      • Para la etapa de gateo, la parte posterior debe estar reforzada sin ser demasiado rígida, para darle estabilidad en sus primeros pasos.
      • Puede que al principio no distingas el derecho del izquierdo, ¡es normal, los zapatos para bebés apenas tienen forma!

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!